Es bien sabido que la luz natural es vital para nuestra salud y bienestar. El SAD (trastorno afectivo estacional), es una enfermedad diagnosticada clínicamente en el que la falta de luz solar en climas fríos hace que las personas se sientan enfermas. La luz natural a través de claraboyas y lucernarios ayudan a las personas a sentirse mejor y también puede ayudar durante un proceso de curación, por ejemplo, en los hospitales donde hay buenos niveles de luz natural, hay una mayor tasa de recuperación de los pacientes.

 

¿Por que gastamos dinero en iluminación eléctrica cuando podemos aprovechar la luz natural de nuestro medio ambiente?

 

Hoy en día es común ver en los proyectos de construcción una mayor integración de elementos para la iluminación natural. La luz natural que entra desde un techo llamada comúnmente «luz cenital» permite iluminar espacios donde los requisitos se basan en cantidad y calidad, además se emplea su uso en lugares donde la iluminación que entra a través de las ventanas no es la adecuada o suficiente. Este tipo de luz se obtiene con el uso de claraboyas o lucernarios instalados estratégicamente en el edificio.

Las claraboyas y lucernarios son ventanas en el techo que permiten la entrada de luz natural en un espacio y su instalación es tan simple como querer conseguir mas luz en los lugares oscuros sin tener que pagar por la electricidad para iluminarlos. Se convierten en una parte integral del diseño de la vivienda ya que permiten que el interior se sienta visualmente conectado con el exterior.

En el mercado podemos encontrar diferentes variaciones en modelos, medidas y formas, como por ejemplo, claraboyas cuadradas, circulares y triangulares con marcos de PVC o Aluminio, con diferentes tipo de acristalamiento. También las hay fijas o con apertura, esta apertura puede ser automática (con motor) o manual (con manivela), esto es especialmente ideal si se desea tener un sistema que además de aportarnos una gran incidencia de luz natural, también nos provee de aire fresco para la ventilación diaria, mejorando al final la habitabilidad de nuestro ambiente.

 

Muy importante contar con sistemas de claraboyas y lucernarios de alta calidad

 

Hay que tener en cuenta que cualquier apertura, es un punto débil de la envolvente térmica de un edificio, pueden servir como puentes térmicos y afectar el ahorro de energía del lugar, por ejemplo, como una fuente potencial de ganancia excesiva de calor en climas cálidos, así como la perdida de calor en invierno, además antiguamente las claraboyas o lucernarios tenían dos inconvenientes principales, primero las incomodas goteras o humedades por la perdida de estanqueidad en los sellantes y la entrada de los rayos del sol de forma directa, pudiendo en ciertos casos llegar a ser bastante molestos, actualmente esto ya no es ningún problema, podemos encontrar sistemas de excelente calidad y elaborados con alta tecnología, con un gran nivel de estanqueidad frente al agua y viento, como los desarrollados y construidos por empresas como Lamilux en Alemania.

 

Iluminación Inteligente

 

Podemos concluir que la iluminación natural cumple una función muy importante en la arquitectura y construcción sobre todo hoy en día, por la necesidad de construir edificios cada ves mas eficientes energéticamente y a su ves saludables. Esto convierte a las claraboyas y lucernarios en elementos esenciales con el objetivo de tener una gran cantidad y calidad de luz natural en nuestro espacio.

 

Elaborado por: Juan Sebastian Rodriguez – Gerente comercial de Sovena